Coeducación y corresponsabilidad

Coeducación en Banay

Son varios los pilares sobre los cuales se fundamenta Banay. Uno de ellos la coeducación, entendiendo esta como la educación en igualdad de niñas y niños, así como la equidad de género, la diversidad, el respeto, la convivencia, la cooperación y la solidaridad.

Por tanto, creemos que es necesario plantear nuevas formas de relación así como visibilizar nuevos patrones y roles para que de esta forma las criaturas tengan otros modelos a seguir, y porque esta es una forma eficaz de combatir las desigualdades de género.

La coeducación a través del juego

Una manera de potenciar y promover la coeducación es a través del juego, el uso de los espacios,los libros, los materiales didácticos y las dinámicas que se proponen. Con ellas damos la oportunidad tanto a niñas como a niños de poder jugar con todos los colores, formas y roles y facilitando así su acercamiento a un mundo diverso.

Pero la verdadera importancia de coeducar no puede centrarse únicamente en momentos puntuales, sino que debe darse en todo momento a partir del ejemplo, cuidando el lenguaje, facilitando la libre expresión de emociones y sentimientos así como proponiendo actividades libres de estereotipos.

La corresponsabilidad

La corresponsabilidad es el reparto equitativo y democrático de las tareas domésticas, de los cuidados, de la educación y de los afectos. Con ella tratamos de lograr un reparto justo de los tiempos de mujeres y hombres.

El núcleo familiar es la primera fuente de socialización, la más importante en los primeros años y por tanto el que más nos define. Por consiguiente, es el modelo familiar el que nos proporciona las primeras normas, valores y modelos de conducta.

Por tanto, si nuestro modelo familiar es corresponsable e intenta romper estereotipos y roles de género, será más sencillo, que en un futuro, esas criaturas que han crecido rodeadas con un ejemplo igualitario, desarrollen un espíritu crítico, justo y equitativo.

La corresponsabilidad se enseña y se aprende. Por eso, en Banay, creemos que desde los espacios educativos y en colaboración con las familias se debe seguir haciendo incidencia para lograr una sociedad que viva en igualdad de género.